sábado, 18 de agosto de 2018

¿El maleficio se ha roto?

Se está lista, no cuando tu boca lo dice. Se siente, y ya.
Entonces comienzas a darte cuenta de muchas cosas. Aquello que no veías y lo que te hace faltaba o deseas.
Y por cierto, te siente en la necesidad de  aclarar, que se odia un poco menos. Y ¡uf!, hace bien.
Las malas actitudes ya no pesan. Solo te hacen analizar; lo de antes y como llegaste a ese punto. Avanzando y comenzando a pensar en ti. 
Analizas lo que puedes hacer, y aquello que definitivamente no vas hacer.
Y como resultado de esa transición, llegas a esas pequeñas cosas que olvidaste cuando se está de a dos.


sábado, 4 de agosto de 2018

¡Bésame!

Los besos que damos de niños son dulces y sinceros. Así veía los de él.
Una mañana llego a casa con su labio inflamado -tenía un afta- y como de costumbre me robó un beso. Al día siguiente amanecí con uno igual, no se si fue coincidencia o de verdad me lo había pasado -como dijo él-. Como loco chillaba, porque tenía algo de él. Pero no era lindo tener su mugre bucal en la mía, y menos con las molestias hacia ambos, del resto de amigos.
Mis primos a diario nos molestaban y me afirmaban para que me pudiera bezar, mientras yo pataleaba para zafarme. Pero ahora pensándolo bien, realmente me gustaban.
En el verano, con ya 14 años nos besamos, y yo lo acepte. Un beso largo y tendido. y le dije que lo quería.
Al otro día partía a Pichilemu, así que escribí una carta para que lo acompañara en su largo trayecto, y así poder estar juntos de alguna forma. Sin duda lo iba a extrañar.
Paso todo el verano y cuando volvimos a vernos, yo había cambiado. Estaba más grande y mi corazón palpitaba por un chico mayor. El que luego fue mi pololo.
El no volvió a decirme nada, solo se alejó. Y no hablamos más.
Ahora mayores nos vimos al paso. Por mis primos supe que vivió con una chica por un tiempo, y tuvo un bebé.
Estaba alto -más que yo-, y seguía igual o más guapo, pero serio y distante. Ya no pensaba en robarme besos, esta vez, la que quería era yo.


viernes, 27 de julio de 2018

Lista mental:


-Darme el gusto de caminar descalza por casa

-Decir: me equivoqué, pero tu igual... y lo entiendo

-Aceptar que no todo el mundo te puede querer

-Darse cuenta que las cosas acaban

-Siempre todo vale la pena

-Entender que nada es malo o bueno

-Que cuesta empezar...y también terminar

-Ver que hay algo más a tu alrededor, que tu pena

-Siempre habrá amigos que te ayudan, y otros te hunden

-Y que la cuenta finaliza cuanto el marcador se apaga


domingo, 22 de julio de 2018

Show en redes sociales

Las redes traen las vidas de otros. Hoy, es imprescindible alimentar el morbo de la "plebe".
La novedad de esta semana, fue que una amiga luego de mucho tiempo, encontró pareja formal y estable. ¿Cómo me enteré?, como todos, lo compartió en face. Desde entonces no ha dejado de postear felicidad en sus redes.
Finalizando la semana compartió una historia que relataba lo importancia de: disfrutar de tu soledad, de verte bien, para que todos perciban eso en ti, de no buscar el amor y... hasta ahí llegue y deje de leer. !Uff!, me aburre tanto bla bla. !Pero qué va!, igual me hizo pensar.
Yo no busco, pero siempre en silencio he espero al perfecto, me veo "normalmente" feliz, pero no siempre lo estoy, y ya se lo que es estar sola...desde hace mucho. Aunque se tenga a alguien, siempre lo estas, si a sí lo sientes.  Y hoy lo recalco, porque es uno de esos días en que me siento más sola que nunca.
...quiero huir con el circo. 



lunes, 16 de julio de 2018

EL AMOR A finales de los años 80 - Albert Einstein

Lieserl, la hija del célebre genio, donó 1.400 cartas escritas por Einstein a la Universidad Hebrea, con la orden de no hacer público su contenido hasta dos décadas después de su muerte.

Esta es una de ellas. A Lieserl Einstein.

"Cuando propuse la teoría de la relatividad, muy pocos me entendieron, y lo que te revelaré ahora para que lo transmitas a la humanidad también chocará con la incomprensión y los perjuicios del mundo.

Te pido aun así, que la custodies todo el tiempo que sea necesario, años, décadas, hasta que la sociedad haya avanzado lo suficiente para acoger lo que te explico a continuación.

Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no haya sido identificado por nosotros. Esta fuerza universal es el AMOR.

Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas.

El Amor es Luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. El Amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo. El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere. El Amor es Dios, y Dios es Amor.

Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida. Ésta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo.

Para dar visibilidad al amor, he hecho una simple sustitución en mi ecuación más célebre. Si en lugar de E= mc2 aceptamos que la energía para sanar el mundo puede obtenerse a través del amor multiplicado por la velocidad de la luz al cuadrado, llegaremos a la conclusión de que el amor es la fuerza más poderosa que existe, porque no tiene límites.

Tras el fracaso de la humanidad en el uso y control de las otras fuerzas del universo, que se han vuelto contra nosotros, es urgente que nos alimentemos de otra clase de energía. Si queremos que nuestra especie sobreviva, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, si queremos salvar el mundo y cada ser sintiente que en él habita, el amor es la única y la última respuesta.

Quizás aún no estemos preparados para fabricar una bomba de amor, un artefacto lo bastante potente para destruir todo el odio, el egoísmo y la avaricia que asolan el planeta. Sin embargo, cada individuo lleva en su interior un pequeño pero poderoso generador de amor cuya energía espera ser liberada.

Cuando aprendamos a dar y recibir esta energía universal, querida Lieserl, comprobaremos que el amor todo lo vence, todo lo trasciende y todo lo puede, porque el amor es la quinta esencia de la vida.

Lamento profundamente no haberte sabido expresar lo que alberga mi corazón, que ha latido silenciosamente por ti toda mi vida. Tal vez sea demasiado tarde para pedir perdón, pero como el tiempo es relativo, necesito decirte que te quiero y que gracias a ti he llegado a la última respuesta!".

Tu padre: Albert Einstein".

martes, 10 de julio de 2018

Marcador en 0

No estaremos en esta tierra para siempre, y por eso hay que aprender aceptar los hecho.
¿Cuál es el mío? que posiblemente no cumpla la meta de mi vida. Y lo digo en voz baja para que nadie se entere de mi derrota
Pueden creen que soy de las que piensan que estamos aquí por algo. El mio va dirigido al corazón.
Y no se diga que no le puse "tinca" al tema, pero no hay que quitarle méritos al que llega a tu lado. No se puede hacer todo sola.
Y claro, tarde me enteré que el camino tiene bifurcaciones. Y embobada, no seguí mi instinto, dejando la corazonada a un lado. Tomando... bueno ya imaginan el desenlace de la historia.
¿Queda tiempo?, no mucho, y ya no hay ganas. Tengo claro que estoy con el marcador en 0 y el tiempo en contra.
Y, aun cuando no lo parezca estoy tranquila, porque, aunque creo que no lo lograré, ya fue y se acabo. Me costó, pero aprendí que no siempre se gana.
Solo me voy a relajar y nada más... y disfrutar de lo que tengo, que después de todo no es poco.


viernes, 6 de julio de 2018

Después de perder a alguien, vienen días fatales. Te despiertas en la madrugada y no duermes más. Comienzas a pensar de un todo. ¿Por que no le di eso?, ¿por que no le dije ésto? ¡si hubiera sabido!
Divagas con autoacusaciones y un sin fin de ideas sueltas. Y así llega la hora de levantarse y una bomba cae en tu cabeza que te acompaña todo el día.
Pero se sabe que nunca se va a decir todo. Es como cuando vas a salir de vacaciones o te tomas una licencia, siempre hay pendientes que quedan ahí para quien te reemplace.
Lo importante es sacar todo lo positivo que obtuviste de su compañía y de seguro la lista va hacer más largo que la anterior. Convencerse que ya no importa que hiciste y que no, solo saber que todos te dejan algo y tu a ellos.
Así todo tiene un tiempo y para estar mejor y no hundirte en el dolor, incertidumbre y culpa, vas apoyándote con absurdas conclusiones para algunos.
Y sumando tiempo más rutina, poco a poco va volviendo todo a la normalidad, y te das cuenta: 1) porque llego, 2) porque se fue y 3) que dejó en ti. Y te siente contenta, y como pocas veces das gracias al que siempre le criticas.