lunes, 12 de noviembre de 2018

Coraza ante la honestidad

Jueves -al mediodía-, me delato asumiendo que el ser "asquerosamente" honesta es una desventaja…”agria desventaja”.
No se puede decir todo por dos razones 1. Ofendes. Y sin duda hay personas que se  toman tus palabras muy seriamente (más que otra) y 2. Te conocen tal cual eres. No puedes esconder nada. Saben tus virtudes, defectos y lo peor de todo, tus debilidades y miedos.
Pero lo que da más miedo, son aquellas personas que no sacan nada y que esconden sus verdades. pensando ingenuamente que nadie puede penetrar su fortaleza. Pero, en algún momento todo sale.
Razones hay muchas, pero el peor delatador es el amor (que siempre tiene el control). Específicamente las contracciones que emite el  corazón. Ahí sale la esencia de todo ser humano. Se “enganchan” y sienten la necesidad de ser ellos. No lo exhiben del todo, pero si observas tranquilamente, se les ve.
Los malos se vuelven por un tiempo bueno, los mezquinos son dadivosos y los hombres que esconden su verdad, sacan su femineidad.

domingo, 21 de octubre de 2018

¿Intentando convencerme?


Intento entender la vida, pero no puedo. Busco un espacio para encajar y aunque no es la misma forma; me posiciono, empujo y lo logro. Si bien, quedan pequeños espacios de un lado y otro que me delatan, los ignoro y entro sin que nadie lo note. Así me la he jugado por un  tiempo.
¿Logro sentirme cómoda? Aunque no se crea, así es, por temporadas lo logro, pero luego algo o especialmente alguien me recuerda mi error o engaño y ¡pum!; de improviso salto del espacio robado.
Hoy, sin un sitio donde colocarme, ni haciendo el mínimo esfuerzo por encontrarlo,  creo que me queda más que claro que ya no puedo hacer nada. Soy de una forma difícil de encajar. O no hay lugar  preciso para mí en estos días.
Pero, con el tiempo; toda ansiedad de juventud se calma, estoy “intrigadamente intranquila” (que bobada!). 
Sigo caminando, rescatando desde ahora lo bueno y, ¡qué más da con los “no logros”! Devastarse es ser melodramática. Y si bien me gusta esa parte de mi, hoy y durante un tiempo tengo que dejarlo a un lado.



sábado, 6 de octubre de 2018

Electrizada

Nunca imaginé que el término de ese verano sería tan diferente.
Mientras yo estaba lejos, mis amigos integraron a alguien nuevo al grupo - Nino-. Me transmitieron todo el verano sobre él. Mi prima lo encontraba total, y en definitiva, para el grupo su llegada fue lo máximo. Pero, para mí, se convirtió en una lata, porque ese verano llevó su nombre -como los festivales veraniegos- . Y solo insistían en mi llegada para que lo conociera.
Quedando muy poco del verano, llegué a casa. Aun no había establecido contacto con nadie, cuando apareció de improviso mi prima haciendo planes. Ya tenía todo organizado. Quería que saliéramos. Yo, con uno de los amigos del grupo  y ella con Nino –creo que le había picado fuerte el bichito por él-. En cuanto a mí, me daba lo mismo. Mi acompañante, era mi partner  y no me complicaba. No pretendía nada más que pasarlo bien y salir con tal de que ella dejara de hablar del “nuevo”. Honestamente, me lo imaginaba engreído.
Cuando apareció, mi prima me tomo del brazo y cruzamos. Estaba en casa de su amigo.
Y ahí paso. ¿Saben qué es un electroshock? -inducir a convulsiones utilizando electricidad Cuando lo vi a los ojos,  imaginé que así se sentía. Fue como una descarga de electricidad en mi cuerpo, pero grata y perturbadora. ¡¡zuac!!
Nos mirábamos enmudecidos, mientras el resto no paraba de  hablar, sin darse cuenta de nuestra reacción.
Luego de un tiempo Nino me comentó que sintió una fuerza extraña cuando me conoció, yo no dije nada, pero supe lo que había sentido...definitivamente,  ¡un electroshock!
Llegó el otoño y por muchas estaciones más, nuestras vidas fueron: brutales, intensas y mágicas.
Y con respecto a esa sensación, nunca más me paso con nadie.




sábado, 29 de septiembre de 2018

Laponia


"Sapmi, le dicen en Sami a Laponia, la región que limita: al norte con el océano ártico, al oeste con el mar de Noruega, al este con el de Barents -zona de discordia- y de la que todos quieren un rincón.
Laponia se divide hoy en día entre los estados de: Noruega, Rusia, Suecia, Finlandia.
Tras la segunda guerra mundial esta zona septentrional fue devastada y comenzaron a explotarse sin atajo yacimientos de cobre y níquel. Y a fines de los 60, había industrias relacionadas con la química, el papel y también centrales nucleares. El pueblo sami se sintió como no invadido y pisoteado. Y juntaron valor para exigir reconocimiento que paulatinamente fueron recibiendo con participación parlamentaria a partir de fines de los 80. En Noruega primero, luego Suecia y en Finlandia en 1996. Poco antes en 1993 el rey de Suecia Carlos XVI, inauguró el nuevo parlamento de los samis zuecos. Antes Noruega había pedido perdón público por la opresión ejercida  sobre la comunidad sami.
Pioneros en la creación de hoteles iglú en hospedajes de hielo. El increíble atractivo turístico desde la década de los 90. Laponia recibe miles de visitantes al año, también por uno de sus fascinantes tesoros naturales, que por su cercanía con el círculo polar, es el mejor lugar para ser testigo de ese caleidoscopio galáctico que es la aurora Boreal.
Bella desde su nombre en adelante, que la eligió el mismísimo Galileo “aurora borealis”. El fenómeno tiene una explicación científica relación con la cruza de gases ionizados del viento solar con el campo magnético de la tierra.
Pero ese desfile de banderas fluorescentes ha conseguido muchas mejores explicaciones. Leyendas populares. Temor despertaba la apuesta  aurora Boreal en la antigüedad cuando veía esas rachas de colores que luchaban por apropiarse de un espacio en la oscuridad. Le Parecían anuncios de desastre, de guerras y de plagas. Dios está enfadado, si la aurora llamea, decía un viejo refrán escandinavo.
Según los vikingos eran mensajes de doncellas muertas, los inuit. Que las luces vienen del reino que habitan sus amores fallecidos y si se mueven con rapidez y agitación,  significa que sus espíritus intentan decirles algo.
 Los nativos del norte de América aseguran poder conjurar espíritus  silbando a las luces del norte. Fuegos encendidos por Dios decían otros.
El folclor de Nef prefirió contar que una pareja de cisnes enamorados voló demasiado lejos y quedo atrapado en el hielo del lejano norte. El batir de sus alas intentando liberarse de esa prisión cristalina es la que provoca cada cierto tiempo. Los destello increíbles en medio de la noche.
 Los samis finlandeses, los de Laponia, le dicen “remontuil” a la aurora Boreal, que quiere decir el fuego del zorro, porque su leyenda asegura que su explosión sideral del norte se producen por las crispas que producen los zorros árticos con sus colas cuando golpean o barren la nieve. Van levantando copos que se convierten en franjas rojas como volcanes azules eléctricas, blancas,  purpureas, verdes, fantasmagóricamente,  fosforescentes. Impresionantes donde se la pille es la aurora Boreal de Laponia, la que los ciudadanos del mundo salen a buscar."

Lugares notables - Radio Beethoven

sábado, 18 de agosto de 2018

¿El maleficio se ha roto?

Se está lista, no cuando tu boca lo dice. Se siente, y ya.
Entonces comienzas a darte cuenta de muchas cosas. Aquello que no veías y lo que te hace faltaba o deseas.
Y por cierto, te siente en la necesidad de  aclarar, que se odia un poco menos. Y ¡uf!, hace bien.
Las malas actitudes ya no pesan. Solo te hacen analizar; lo de antes y como llegaste a ese punto. Avanzando y comenzando a pensar en ti. 
Analizas lo que puedes hacer, y aquello que definitivamente no vas hacer.
Y como resultado de esa transición, llegas a esas pequeñas cosas que olvidaste cuando se está de a dos.


sábado, 4 de agosto de 2018

¡Bésame!

Los besos que damos de niños son dulces y sinceros. Así veía los de él.
Una mañana llego a casa con su labio inflamado -tenía un afta- y como de costumbre me robó un beso. Al día siguiente amanecí con uno igual, no se si fue coincidencia o de verdad me lo había pasado -como dijo él-. Como loco chillaba, porque tenía algo de él. Pero no era lindo tener su mugre bucal en la mía, y menos con las molestias hacia ambos, del resto de amigos.
Mis primos a diario nos molestaban y me afirmaban para que me pudiera besar, mientras yo pataleaba para zafarme. Pero ahora pensándolo bien, realmente me gustaban.
En el verano, con ya 14 años nos besamos, y yo lo acepte. Un beso largo y tendido. y le dije que lo quería.
Al otro día partía a Pichilemu, así que escribí una carta para que lo acompañara en su largo trayecto, y así poder estar juntos de alguna forma. Sin duda lo iba a extrañar.
Paso todo el verano y cuando volvimos a vernos, yo había cambiado. Estaba más grande y mi corazón palpitaba por un chico mayor. El que luego fue mi pololo.
El no volvió a decirme nada, solo se alejó. Y no hablamos más.
Ahora mayores nos vimos al paso. Por mis primos supe que vivió con una chica por un tiempo, y tuvo un bebé.
Estaba alto -más que yo-, y seguía igual o más guapo, pero serio y distante. Ya no pensaba en robarme besos, esta vez, la que quería era yo.


viernes, 27 de julio de 2018

Lista mental:


-Darme el gusto de caminar descalza por casa

-Decir: me equivoqué, pero tu igual... y lo entiendo

-Aceptar que no todo el mundo te puede querer

-Darse cuenta que las cosas acaban

-Siempre todo vale la pena

-Entender que nada es malo o bueno

-Que cuesta empezar...y también terminar

-Ver que hay algo más a tu alrededor, que tu pena

-Siempre habrá amigos que te ayudan, y otros te hunden

-Y que la cuenta finaliza cuanto el marcador se apaga