domingo, 4 de mayo de 2014

con la guata fría


Ayer llore ... y con dolor, no por la situación que pase, sino porque por mucho que quiera hacer bien las cosas hago todo lo contrario.
Exijo, me exijo y agobio!!!. No es que busque la perfección en los demás, sino que se hagan bien las cosas. Desde siempre he sido así, pero nunca se ha logrado y por eso creo que debe cambiar. Y definitivamente por mi bien  y para el resto será mejor.
Primero partiré por mi y no ser perfecta (con esa perfección que yo creo, y el desastre que ve el entorno de mí). No querer siempre verme bien en todo. Y si no puedo, o no quiero, ya está. No se hará. No importa lo que el resto piense de mí.
Tampoco tengo que esperar de los demás lo que yo deseo, porque no se lo que el resto quiere de ellos mismos o esperan lograr.
 Y no verlo todo como que fuera mi responsabilidad. Cada uno toma su camino y puede que sea el peor pero es su destino.
Terminando doy gracias, porque hoy me siento bien y tranquila. Anoche me acosté muy cansada. No porque hice miles de cosa, sino porque bote de mi cabeza y cuerpo todo lo que yo creía que estaba haciendo bien. Y que el resto me recordó que no.
Solo puedo decir que desde hoy no soy la responsable de solucionar, reparar o aliviar el camino de otros. Son ellos mismo y si no pueden o no quieren es su voluntad.
Dicen que los porrazos enseñan :/ ... no lo sabre yo!

1 comentario:

Franzisko! dijo...

Amiga, si hay algo que sabemos tú y yo es tu frase final....de los porrazos se aprende....yo no la uso tanto porque en la U dices porro y saltan 4 o 5 con un encendedor listo ajajjajaj, es una especie de culpa que uno tiene con tratar mejorar a las personas...pero cuando aprendes ese momento glorioso, con tus lágrimas de testigo, que cada uno tendrá lo que cosecha...ese momento sublime en que entiendes....porqué tengo que mejorarte?...sigue tu camino, vive feliz como tu sabes hacerlo...las penas enseñan todas en su justa medida....alegría y bendiciones para ti

Francisco