miércoles, 16 de septiembre de 2015

Conversaciones de Chat en la Madrugada

En una de nuestras tantas conversiones me confesó una duda que daba vuelta en su cabecita.
Escuchando su relato retrocedo y llego a sus años. Es una edad extraña, que no sabes que quieres y todo te parece bah! Te importa, pero “no te importa” … sin embargo, de una u otra forma te afecta. Cuestionan todo y las dudas e inseguridades surgen en todo ámbito.
Me confesó que le daba vuelta una conversación que escucho cuando pequeño en casa de sus abuelos, una de las pocas veces que fue de visita.
Ahí estaba su abuela y tío mayor diciendo: “Te fijas que no se parece en nada a tu hermano”, él en un ademán confirmó positivamente. Y siguió: “Mi instinto de madre me dice que ese niño no es su hijo”
El recuerda que sintió que su carita le ardió y salió asustado de la entrada de la cocina. Pero ahí quedó todo. No preguntó, ni razonó lo ocurrido.
Pero esa imagen y palabras en ocasiones aparecían como un mensaje relámpago que lo hacía cuestionarse situaciones. Puede ser también por las bromas que siempre le decían sus padres de que era adoptado –es un clásico-  y que buscaban la boleta para el reembolso. Y peor aún actitudes de su padre, especialmente hacia su madre, lo que hacía que tratara de encajar piezas que no existían. Por supuesto piezas que yo si puedo encajar en el peque en su forma insegura de ser y actuar en ocasiones.  
Y ahora  me preguntaba a mí que debía hacer, con una postura tranquila y segura para su edad. Por tanto yo también debía tomar mi papel de adulta discreta. Y tratando de sacar palabras de grande. Comencé.
Las palabras nunca se toman literalmente si no se encuentran presentes las personas involucradas. Yo tengo claro que él es tu padre, pero lo mejor sería que esa conversación fuera con ellos. Yo solo te puedo decir:
1. Hoy en día la ciencia te puede decir con certeza si es así o no.
2. No creas que ofenderás a tu madre, porque yo se que ella antes, durante y a la fecha a respetado y amado más que él … tu mismo me lo has contado en más de una ocasión.
3. Y no olvides que te aman. Olvida esas palabras!

Mientras tanto dentro de mí: Esas palabras que salieron de seres sin criterio. Traínganme mi escopeta calibre 24 cargada, AHORA!. Que tengo que hacer justicia!! >:s

Adultos por favor con los niños no se juega, porque las marcas son profundas.
Podemos ser unos inconsientes, que sin querer podemos cagar la psiquis de los niños a futuro.
Todos deberíamos ser niños por siempre. Estoy seguro que este mundo sería extraordinario si fuera así!

ADULTOS, PUTOS DE MIERDA!

No hay comentarios: