viernes, 2 de diciembre de 2016

"La espinita"

A veces es necesario soltar lo que está dentro. Por ti, más que por el resto.
Y así cuando le conté lo sucedido con la hermana de mi amigo, simplemente respondió que no le sorprendía. Que siempre lo supo -siempre- pregunté. No, lo sospechaba!
Sin duda, su respuesta me sorprendió, por su reacción en aquel entonces. Pero a pesar de eso no me importó, sino, mi egoísmo interno buscó esa sensación grata de haber comentar el hecho y la verdad, y así sentirme liberada de algún cargo, esperando además, no se de que forma o para qué, poder llegar a algo.
Qué?!, No se bien! Posiblemente tomar cartas en el asunto? O más de algo!...Pero algo!
Pero al otro día y al siguiente, esperando alguna reacción de ella, simplemente no comentó nada. No dijo nada y olvidó todo. Creo?! Deduzco eso, porque todo siguió igual.
Y entonces me sentí mal. No igual que antes de comentarlo, sino desilusionada y algo molesta. Incluso triste.
Por tanto, luego de esto puedo decir que: hoy, mañana o quizá por siempre: todo continuará y seguirá el mismo curso.


,..y la sensación de alivio se esfuma, porque nada valió la pena!

No hay comentarios: