sábado, 17 de junio de 2017

BANG!!

Hoy desperté distinta. O al menos eso espero.
Abrí lo ojos y comencé a ver el mundo como es.
No sé que fue, pero algo paso en el trascurso de la noche. ¿Habrá sido ese sueño que no entendí?, o simplemente me di cuenta que lo que “tanto quería” esta por pasar. Pero me surgen dudas. No se si ahora realmente lo quiero, o nunca lo quise.
Lo voy a “dejarME” en claro, que no quiero luchar más por las cosas de alguien, no pensar en nadie, ni vivir vidas de nadie. 
Pensando en esto viene a la cabeza mi abuela y  la vida que ella tuvo. Muy difícil, pero estoy segura que lo entendió mejor que yo, y antes. 
Si su entorno la consideraba fría, era por eso. Ella lo entendió antes y eso es bueno. Yo lo entendí ahora, y eso me altera. Y te vez obligada a comenzar a enumerar y priorizar. Pensar en tus objetivos: que quieres y si estás bien donde giras.
También entiendes porque se madura- y no es por sumar años- y porque debes hacerlo.
Y tu cabeza sin tu consentimiento dice: “Es hora de madurar”. Es momento de borrar cualquier AP que tenga, ilusiones tontas y deseos que no van a pasar.
Mientras tu te dices: Llego la hora de liquidar al niño interno. Es justo y necesario.  




3 comentarios:

genius dijo...

hace tiempo no entraba a verte, años, en realidad, el niño interior nunca debe morir, en personas como nosotros, no podriamos vivir sin ese niño interior, ya que no lo dejamos salir pero nos ayuda a soñar, sin el solo seriamos una mascara, lo que quedo despues de lo que hemos pasado.

genius dijo...

hace años no entraba a verte. El niño interior en personas como nosotros no debe morir, nos permite seguir vivos, seguir soñando, sin el solo seriamos una cascara, un remanente de lo que alguna vez fuimos.

genius dijo...

hola