domingo, 23 de julio de 2017

Él es su "Malas Juntas" espacio-tiempo

Me llevo mejor con los hombres, pero decidí darme una oportunidad y aceptar una nueva amiga. Somos algo parecidas. Se rodea de hombres, llegando a ser parte de ellos.
En otras circunstancia nunca seriamos algo, pero el espacio-tiempo hizo que se diera, y ya.
SE ve: –y lo digo así, porque realmente no lo es- fría, apática y algo irónica, pero sin embargo note su mirada estrellada, siempre hacia  él. Aceptando y confirmando todo lo que dice.
Pero cuando estábamos solas se delató al salir esos diálogos básicos de chicas. Cuando lo mencionó se ruborizo, saliendo la mujer que tiene dentro. 
Y así, luego de consecutivos almuerzos de dos, me confesó todo lo que ha hecho por él. Muy avergonzada me contó que llegó incluso a buscar implementos de un texto de uniones sentimentales. Lo que se conoce como brujería casera. Un poco de hilo negros, algo de tela y un rosario para mencionar.
Al levantar su mirada del plato y ver sus ojos supe "literalmente" lo que sentía. No se que cara tenia yo, pero su rostro se veía patético y avergonzado; y también muy arrepentida de lo que había dicho.
Pero yo que podía decir. Solo suspiré, eche una papa frita a la boca y no le dije nada.
Sin embargo lo que ella no sabía era que la entendía y posiblemente en algún espacio-tiempo había sido aun más patética. Así que tenía pleno derecho a decirle que se dejara de estupideces y viviera. Pero seguí escuchando, gesticulando con cada frase, e interrogante.

Aprendí que es mejor quedarse callada y no decir nada. Que siga con todas sus locuras para que sea feliz y algún día se dará cuenta que él, no será para ella…en ningún espacio-tiempo.


No hay comentarios: